Vuelo barato, destino costoso… tips para mejorar tu estancia

Share Button

Encontraste un vuelo barato a un gran destino, pero la comida y el alojamiento serán caros.

Un ejemplo de un vuelo barato, un destino costoso podría ser a Estados Unidos; hay varias líneas aéreas de descuento con muy buenas ofertas como en Interjet que vuela a Nueva York desde la Ciudad de México, pero algunos viajeros dicen que las comidas y los hoteles pueden ser caros.

La buena noticia es que puedes reducir los costos en cualquier viaje de vacaciones.

  1. a) Encuentra un vuelo barato

Para encontrar un vuelo barato, debes utilizar un sitio de búsqueda de tarifas aéreas con múltiples aerolíneas porque ningún operador único siempre ofrece la mejor oferta.

Si conoces el mes en que deseas volar y eres lo suficientemente flexible como para viajar en cualquier momento dentro de ese mes, usa una herramienta de búsqueda selectiva como Viajacompara que se enfoca en tu marco de tiempo, ya sea por mes o por temporada.

  1. b) Encuentra un destino barato

El siguiente paso es elegir el destino correcto y eso significa que querrás encontrar un destino económico.

La buena noticia es que puedes encontrar estos en todo el mundo y aquí están algunos de los destinos tradicionalmente baratos: Boston, Denver, Ft. Lauderdale Puerto Rico, Cancún, Reikiavik, Dublín, Londres y París.

¿Qué pasa si tu corazón está decidido a visitar una ciudad que no es tan barata como Florencia, Italia?

Una solución es encontrar un destino alternativo barato.

Por ejemplo, supongamos que quieres visitar Florencia o Venecia (o ambas cosas); Roma es más barata, así que vuela hasta allí y disfruta de esa ciudad un poco antes de continuar hacia tu destino final a través de una de las muchas aerolíneas baratas de Europa (como Easyjet y Ryanair) o llegar allí en uno de los trenes baratos de Europa.

En pocas palabras: Vuele al aeropuerto más grande, tipo hub cerca de tu destino final.

Si tu destino tiene alojamientos caros, aún puedes ahorrar en hoteles y puede comenzar ahora mismo.

Compara los precios de los hoteles: al igual que con el boleto de avión, ve al sitio de búsqueda de comparación de hotel / motel y busca ofertas (puedes comparar las tarifas aéreas y las tarifas de las habitaciones de hotel.

Regístrate con tu cadena favorita: a veces las asociaciones de membresía de hotel / motel ofrecen descuentos.

Ofertas de tarjetas de crédito: algunas tarjetas dan puntos por vuelos y alojamiento. Si la tuya no lo hace, podría valer la pena cambiar o agregar una tarjeta, pero ten cuidado con las cuotas anuales de membresía.

Alojamientos alternativos: los hoteles no son los únicos lugares donde alojarse y Airbnb no es el único juego alternativo de alojamiento en una ciudad, así que pregunta e investiga en la zona.

Ofertas de paquetes de aerolíneas: algunas aerolíneas ofrecen descuentos en vuelos + hoteles; por lo general, puedes encontrar estas ofertas en los sitios web de aerolíneas, pero también las encontrarás en las redes sociales.

Amigos y familia: nunca está de más preguntar, ¿verdad? ¡Pero pregúntele si puedes quedarte con amigos o familiares en caso de que otros estén pensando en hacer lo mismo!

  1. c) Ahorra en la cena

Estos consejos pueden ayudarte a ahorrar en la comida, ya sea que en un destino barato o costoso.

Desayuno gratis: si el precio de tu habitación incluye un buffet matutino, aprovechalo. Toma un gran desayuno y ve si puedes salir con una fruta o dos, ese será tu almuerzo ligero y lo único que pagarás es la cena.

Otras formas de ahorrar: prepara tus propias comidas, detente en una tienda de quesos, galletas, fiambres para comer en un hermoso parque o en la playa.

Si quieres saber más entra a ViajaCompara 

FUENTES: YouTube, ViajaCompara, La Vanguardia 

Share Button